Qué ver en Sarajevo en 1 día

Foto panorámica de la ciudad de Sarajevo

Lugares que visitar en Sarajevo (Bosnia y Herzegovina) en 1 día

Sarajevo, una ciudad llena de historia y de tragedias, pero también de vida, esperanza y diversidad de culturas. Sarajevo tiene muchas cosas que ver y que sin duda no te dejarán indiferente.

Las heridas de la guerra son recientes y sus cicatrices están presentes en muchos edificios y lugares de la ciudad.

Si solamente tienes un día para conocer la ciudad, te cuento cuáles son los lugares más imprescindibles que ver en Sarajevo.

Sarajevo es la ciudad que más me ha impactado y me ha hecho reflexionar de todas las que he visitado durante un periodo de tiempo tan corto. Supongo que tendrá algo que ver el hecho de que el país estaba en guerra mientras yo pasaba de la infancia a la adolescencia. Lo que veía de niña de pasada en las noticias se vuelve mucho más real cuando caminas por sus calles y sientes su historia.

Este post puede contener enlaces de afiliados. Si realizas alguna compra a través de ellos, yo me llevo una pequeña comisión, sin que esto suponga ningún coste extra para ti. Nunca recomiendo nada de lo que no haya verificado su calidad.

Puedes comenzar tu visita a Sarajevo realizando un tour gratuito de la ciudad. Es una excelente forma de tomar un primer contacto con ella y poder conocer mejor su historia. Por ahora este tour solamente está disponible en inglés, pero tienes la opción de contratar este tour a pie con guía en español o este tour con guía privado en español.

Foto de la plaza de Bascarsija en Sarajevo con la fuente Sebilj y la mezquita al fondo

Un poco de historia de Sarajevo

Disfrutarás y entenderás mejor esta ciudad si sabes antes algo de su historia.

Imperio Otomano e Imperio Austro-Húngaro

Durante la Edad Media, Sarajevo fue una de las ciudades más significativas en la zona de los Balcanes. Además era la segunda ciudad más importante del Imperio Otomano, por detrás de Estambul.

En 1878, Bosnia-Herzegovina seguía siendo parte del Imperio Otomano, pero a través del Tratado de Berlín pasó a estar bajo la ocupación militar del Imperio Austro-Húngaro. Dicho Imperio terminó anexionándose Bosnia por completo en 1908, lo que provocó la llamada Crisis Bosnia.

En estos momentos, Bosnia-Herzegovina ya era un país en el que convivían ciudadanos de distintas religiones, principalmente musulmanes bosnios, croatas católicos y serbios ortodoxos. Estos últimos eran el grupo más numeroso.

Las Guerras Mundiales

En 1914, el joven serbio-bosnio Gavrilo Princip, miembro del movimiento revolucionario Joven Bosnia, asesinó en Sarajevo al archiduque Francisco Fernando del Imperio Austrohúngaro y a su esposa. Este suceso sirvió como detonante para el desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial, ya que justo un mes después, el emperador austro-húngaro declaró la guerra contra Serbia.

Cuando terminó la Primera Guerra Mundial y el Imperio Austro-Húngaro dejó de existir, el país pasó a formar parte del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que más tarde tomó el nombre de Yugoslavia.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bosnia fue anexionada al Estado Independiente de Croacia. Terminado el conflicto, pasó a formar de nuevo parte de Yugoslavia bajo el nombre de República Socialista de Bosnia y Herzegovina.

La Guerra de Bosnia

En 1992 el país se independizó de Yugoslavia a pesar de las objeciones de los serbiobosnios, tomando el nombre de República de Bosnia y Herzegovina. En ese momento, debido a los conflictos políticos y religiosos entre los diferentes grupos étnicos del país, comenzó la Guerra de Bosnia.

Durante cuatro años, la ciudad de Sarajevo fue uno de los principales escenarios de los conflictos de la guerra y fue intensamente bombardeada desde las montañas por el ejército serbio. En 1995, la guerra terminó con la derrota del ejército serbobosnio y la firma de los Acuerdos de Dayton.

Bosnia y Herzegovina en la actualidad

Desde entonces y hasta hoy, Bosnia y Herzegovina es una república formada por dos entidades políticas: la Federación de Bosnia y Herzegovina y la República Srpska. El país sigue por lo tanto dividido, intentando mantener la paz a pesar de las numerosas huellas que han dejado los duros años de la guerra.

Foto del puente latino en Sarajevo

Puente latino

Si caminas a lo largo del río Miljacka probablemente te llamará la atención este antiguo puente otomano de piedra con cuatro arcos. Es un puente muy bonito, pero no es precisamente esa la razón de que sea famoso.

Y es que junto a él está el lugar donde Gavrilo Prinzip asesinó en 1914 al archiduque Francisco Fernando y a su esposa, suceso que supuso el inicio de los conflictos que desencadenaron la Primera Guerra Mundial.

Durante la época yugoslava, tuvo el nombre de puente de Princip, debido al asesino de los archiduques, Gavrilo Princip. En una de las paredes del Museo de Sarajevo, al lado del puente, hay una placa que indica el lugar desde el que Princip disparó a los herederos del Imperio Austro-Húngaro.

Foto de la biblioteca nacional de Sarajevo

Biblioteca Nacional (antiguo Ayuntamiento)

También a orillas del río Miljacka, y a tan solo unos 400 metros del Puente Latino, puedes encontrar un importante edificio con mucha historia. Se trata del edificio conocido como Vijećnica, que actualmente alberga una biblioteca, salas del ayuntamiento y sirve de escenario para exposiciones, conciertos y diversos eventos.

Originalmente, este edificio construido con una mezcla de estilos morisco y árabe, fue inaugurado en 1896 para albergar el Ayuntamiento de Sarajevo. Funcionó como tal hasta 1949, cuando fue convertido en Biblioteca Nacional.

Durante esta siguiente etapa, la Biblioteca albergó muchísimos volúmenes de gran importancia histórica, que incluían manuscritos y archivos antiguos de la historia de Bosnia y Herzegovina, Yugoslavia o el Imperio Otomano. Como puedes imaginar, disponía de una colección de mucho valor representativa de la mezcla de culturas existente en el país.

Durante la Guerra de Bosnia, la noche del 25 de agosto de 1992, la biblioteca fue bombardeada por las fuerzas serbias desde las colinas. Aunque muchos valientes arriesgaron sus vidas para intentar salvar el máximo número posible de obras, lamentablemente se perdió casi el 90% de la colección.

Años más tarde, muchas fuentes indican que quien ordenó este ataque fue Nikola Koljevic, un profesor de literatura en la Universidad de Sarajevo y especialista en Shakespeare. Sus ideales ultranacionalistas le llevaron a convertirse en el número dos de la formación dirigida por Radovan Karadzic. A pesar de ser un asiduo visitante de la biblioteca, sus convicciones no cuadraban con la coexistencia de culturas y religiones en Sarajevo, lo que quizá le hizo elegir este lugar como objetivo del ataque.

Con fondos de la Unión Europea y de Qatar, se reconstruyó Vijećnica durante años, intentando conservar su aspecto original, y se reinauguró en mayo de 2014.

Foto de la Fuente Sebilj en Sarajevo

Fuente Sebilj en Baščaršija

En la plaza de Baščaršija, centro histórico de la ciudad de Sarajevo, se encuentra esta fuente de madera típica del imperio Otomano que fue construida en 1753. En 1852 se quemó y fue reconstruida en 1891 cerca del lugar donde se encontraba la original.

Una leyenda dice que si bebes de la fuente regresarás algún día a visitar la ciudad. En la actualidad hay varias réplicas de este icono de Sarajevo en distintos lugares del mundo, como por ejemplo Birmingham o Belgrado.

Baščaršija significa “mercado principal” y es el viejo bazar de la ciudad. Se conoce también como la “plaza de las palomas” por la gran cantidad de ellas que se pueden encontrar allí.

Tuvo una gran importancia económica para la zona de los Balcanes y un mayor tamaño durante la segunda mitad del siglo XVI. Sin embargo, a causa de un terremoto, incendios y saqueos la zona quedó bastante reducida.

En uno de los lugares donde comienza la zona de Baščaršija en la calle Ferhadija puedes ver una famosa señal en el suelo, “Sarajevo meeting of cultures” (Sarajevo, encuentro de culturas), que indica el lugar donde se unen Oriente y Occidente. A un lado de esta señal verás los edificios típicos del estilo otomano, mientras que al otro comienzan las construcciones más occidentales de la época austro-húngara.

Esta calle peatonal fue bombardeada varias veces durante el sitio de Sarajevo entre 1992 y 1995. Dichos bombardeos dejaron sus huellas sobre el asfalto y algunas de ellas fueron rellenadas con resina roja en homenaje a las víctimas. Se las conoce con el nombre de Rosas de Sarajevo y aún son visibles hoy en día.

Foto en la mezquita de Gazi Husrev Beg en Sarajevo

Mezquita Gazi Husrev Beg

Sin salir aún de Baščaršija, el siguiente lugar que podemos visitar en el centro de Sarajevo es la mezquita de Gazi Husrev Beg.

Desde su construcción en el año 1530 ha sido la mezquita principal de la ciudad y es el monumento arquitectónico de época otomana más importante de Bosnia y Herzegovina.

Su minarete tiene una altura de 47 metros y es uno de los distintivos de Sarajevo. La cúpula principal, bajo la cual se encuentra el espacio primordial para la oración, tiene una altura de 26 metros y un diámetro de 13.

Al ser uno de los principales monumentos de la ciudad, durante la guerra fue objetivo de varios bombardeos y sufrió graves daños. Se reconstruyó en 1996, lamentablemente sin poder recuperar todos sus elementos originales. Entre los años 2001 y 2002 su interior fue totalmente rediseñado.

Se puede visitar el interior de la mezquita fuera de los horarios de oración por un precio de 3 KM (aproximadamente 1,50 €). Tan solo hay que tener en cuenta llevar ropa apropiada. En la taquilla prestan pañuelos a las mujeres.

Foto de la fachada de la catedral del sagrado corazon en sarajevo

Catedral del Sagrado Corazón

Situada también en el distrito de Stari Grad (Ciudad Vieja), se trata de la catedral más grande de todo el país y es también la sede del arzobispado. Fue construida entre 1884 y 1889 en estilo neogótico con elementos neorrománicos y está dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.

La construcción de la catedral fue encargada al arquitecto húngaro Josip Vancaš, quien se inspiró para ello en la iglesia de Notre Dame de la ciudad francesa de Dijon.

Tiene casi 42 metros de largo y unos 21 metros de ancho. Sus dos torres alcanzan los 43,2 metros de altura.

La catedral fue dañada durante el sitio de Sarajevo pero los daños se han reparado desde entonces. Junto a ella hay una estatua en homenaje al Papa Juan Pablo II, quien expresó el deseo de que se lograse la paz en el país en numerosos discursos y visitó la ciudad en 1997.

Foto de la fachada de la Catedral de la Natividad de la Madre de Dios en Sarajevo

Catedral de la Natividad de la Madre de Dios

Si ya hemos visto una mezquita y una catedral católica, ahora nos encontramos con otra catedral a tan solo unos 250 metros de distancia de la anterior. Esta vez se trata, sin embargo, de una catedral ortodoxa.

La catedral de la Natividad de la Madre de Dios es la iglesia ortodoxa más grande de Sarajevo y una de las más grandes en toda la zona de los Balcanes.

De estilo barroco, está dedicada a la Natividad de la Virgen y fue construida entre 1863 y 1874. Fue el primer edificio monumental no musulmán construido en la ciudad.

Tiene cinco cúpulas construidas sobre las vigas, y la del centro es más grande y más alta que las cuatro restantes. El campanario tiene 45 metros de altura.

Al igual que los otros monumentos que ya hemos visto, la catedral de la Natividad de la Madre de Dios también fue gravemente dañada durante los años de la guerra. A partir de 1996 comenzaron los trabajos de restauración.

Sinagoga de Sarajevo

Si caminas nuevamente hacia el río Miljacka y cruzas el puente de Drvenija encontrarás la sinagoga de Sarajevo.

Se trata de la sinagoga más grande y de mayor importancia en la ciudad y fue construida en 1902. También es la tercera más grande de Europa.

Anteriormente había otra sinagoga en la ciudad pero en 1965 se convirtió en un museo judío, por lo que la sinagoga actual es la única que celebra ceremonias religiosas hoy en día.

Foto del funicular de Trebevic con la ciudad de Sarajevo al fondo

Funicular a la montaña de Trebević

Aunque solo tengas un día para disfrutar de los mejores lugares que ver en Sarajevo, te recomiendo que añadas en tu recorrido la experiencia de ver la ciudad desde una de las montañas que la rodean.

Para ello puedes tomar el teleférico que sube a la montaña de Trebević y que funciona todos los días de 9:00 a 17:00. El billete de ida y vuelta cuesta 20 KM (unos 10 €) y los niños de hasta 7 años viajan gratis.

Antes había otro funicular en este lugar tan querido por los habitantes de Sarajevo, pero se destruyó completamente durante la guerra. Se reconstruyó en 2018 y la gente de la ciudad puede volver a disfrutar de uno de sus montes favoritos.

La montaña de Trebević alcanza los 1629 metros de altura y durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984, celebrados en la ciudad, se usó para varias modalidades deportivas, como por ejemplo bobsleigh. Los circuitos que se construyeron para ello fueron dañados durante la guerra y hoy en día los puedes ver llenos de grafitis y con huellas de los daños causados por la artillería.

Si tienes más tiempo en la ciudad, también puedes encontrar diversas rutas de senderismo en la montaña.

Foto panorámica de la ciudad de Sarajevo desde la montaña de Trebevic

Otros lugares que ver en Sarajevo

Si tienes más días para disfrutar de esta ciudad, hay otros sitios que ver en Sarajevo que te puede interesar incluir en tu recorrido.

Museo del Túnel de Sarajevo: este túnel de 800 metros de largo, fue construido en 1993 durante la guerra para el reabastecimiento o para huir de la ciudad. Está un poco alejado del centro, junto al aeropuerto (el túnel pasaba por debajo de este), pero puedes visitarlo fácilmente con un tour guiado o llegando en transporte público. Se lo conoce como “túnel de la esperanza” y unos 20 metros de su recorrido están abiertos para la visita turística.

Bastión Amarillo y cementerio Kovači: desde una de las calles que salen de Baščaršija puedes subir hacia la colina donde, desde las ruinas de una antigua fortaleza conocidas como Bastión Amarillo, puedes disfrutar de unas hermosas vistas de la ciudad. A medio camino te encontrarás con uno de los mayores cementerios de la ciudad de Sarajevo, el cementerio Kovači.

Bastión Blanco: las ruinas de una fortaleza cuyos orígenes no se conocen con seguridad, y que ofrece unas buenas vistas del centro de Sarajevo.

Museo Gallery 11/07/95: a través de una exposición fotográfica puedes conocer más acerca de los tiempos de la guerra, en concreto de la masacre a más de 8000 personas que tuvo lugar en la ciudad de Srebrenica en 1995.

Mercado de Markale: un mercado de productos frescos de la ciudad, conocido tristemente por las dos masacres que sufrió durante la guerra de Bosnia.

Llama eterna: esta llama, situada al final de la calle peatonal de Ferhadija, es un monumento homenaje a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Academia de Bellas Artes: a orillas del río Miljacka, antiguamente era una iglesia evangélica construida durante la época austro-húngara. Desde 1981 alberga la Academia de Bellas Artes y frente a ella puedes ver el puente Festina Lente, construido en el año 2012.

Avaz Twist Tower: una retorcida torre de 176 metros de altura que se encuentra en el distrito financiero de Sarajevo y fue construida entre 2006 y 2008. En ella hay un observatorio desde donde disfrutar de unas vistas de toda la ciudad.

Cómo llegar a Sarajevo

Si viajas directamente desde España, la forma más cómoda de llegar hasta Sarajevo es en avión. Puedes contratar cómodamente con Civitatis tu traslado desde el aeropuerto hasta el hotel.

También es muy recomendable incluir tu visita a Sarajevo en una ruta de varios días por los Balcanes y moverte en autobús o en coche de alquiler.

Dónde dormir en Sarajevo

En el centro de la ciudad hay muchos hostales y habitaciones privadas a unos precios muy económicos que te permitirán disfrutar de todas las cosas que ver en Sarajevo sin tener que estar desplazándote en transporte público.

Nosotros reservamos una habitación a través de Booking y la verdad que estaba muy bien. Nada más llegar disfrutamos de la hospitalidad bosnia tomando una taza de café que nos ofreció la dueña de la casa.

Los hoteles más grandes están sobre todo fuera del centro, en la zona comercial de la ciudad.

Booking.com

Otras recomendaciones para viajar a Sarajevo

Foto de un plato de comida típica en Sarajevo

Ten en cuenta que Bosnia y Herzegovina no pertenece a la Unión Europea, por lo que tu tarjeta sanitaria europea no te servirá de nada allí. Por lo tanto, si durante tu viaje te enfermas o sufres cualquier accidente, tendrás que correr tú con todos los gastos.

Por este motivo siempre recomiendo tener un buen seguro de viaje. Te aconsejo mirar el seguro de viaje de Iati con un 5% de descuento para los lectores de este blog.

La moneda de Bosnia y Herzegovina es el marco bosnio.

Los idiomas oficiales de Bosnia y Herzegovina son el bosnio, el serbio y el croata, pero nosotros no tuvimos problemas para comunicarnos en todas partes en inglés.

No dejes de probar algunos platos típicos de la gastronomía balcánica como el burek, el cevapi o la deliciosa y dulce baklava. En el centro encontrarás muchísimos restaurantes y a muy buen precio. No olvides tampoco probar el típico café bosnio.

Visita de 1 día a la ciudad de Sarajevo

Sarajevo tiene tantas cosas que ver y hacer que sin duda le dedicaría algo más de tiempo. Sin embargo, si solamente dispones de un día para ver la ciudad es totalmente posible hacerlo sin perderte las cosas más importantes.

Déjate llevar por toda la historia que emana esta ciudad, recorre sus rincones y disfruta de su esencia y de la amabilidad de su gente. Seguramente que como yo, desearás volver y disfrutarla más a fondo.


Encuentra las mejores ofertas para tu viaje a Sarajevo:

 Encuentra los vuelos más baratos y que más se ajusten a tus necesidades

 Elige el hotel más acorde a tu presupuesto entre un montón de ofertas con los mejores precios

 Reserva las mejores excursiones y free tours

 Consigue las mejores ofertas para reservar tu coche de alquiler

 Contrata tu seguro de viaje con asistencia COVID-19 al 5% de descuento por ser lector de Un mundo por volar

.

Qué ver en Sarajevo en 1 día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Un mundo por volar
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de webgo GmbH, dentro de la UE, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a unmundoporvolar.com. Puedes ver la política de privacidad de webgo en la siguiente URL: https://www.webgo.de/datenschutz/
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@unmundoporvolar.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.